lunes, 3 de junio de 2013

¡BABY SHOWER SORPRESA!

Lo primero me gustaría perdir disculpas por no escribir desde hace una semana ni estar presente en ninguna red social pero ha sido causa de fuerza mayor.
En este post me gustaría mostraros la Baby Shower Party Sorpresa que le preparé la semana pasada a unos fututos papis que son muy amigos míos. Tengo que reconocer que estaba nerviosísima y que hemos tenido que posponer casi un mes esta fiesta porque el tiempo en Asturias no nos da tregua, a pesar de todo el día de la Baby Shower también nos sorprendio la lluvia, ¡Qué le vamos a hacer!! Aún así, fue un día maravilloso y muy emotivo.
Para quien no sepa qué es una Baby Shower Party (a mi me parece imposible pero hay quien aún no las conoce) se trata de una fiesta que pretende celebrar la llegada de un bebé, normalmente es la futura mamá la que organiza este evento pero, en este caso, se la he organizado yo a modo de sorpresa. Suele ser una fiesta más bien femenina pero, en este caso, ha sido mixta y se suele aprovechar para dar los regalos a la futura mamá en este ambiente tan festivo y alegre. Como véis son fiestas especiales que hacen ilusión tanto a los invitados como a los papás y son fiestas que se recordarán con el tiempo con mucho cariño, por eso, yo defiendo tanto la organización de estos eventos, no sólo son fiestas, son recuerdos que jamás se olvidan.
Sin más rollo os muestro cómo me quedó la Baby Shower Party Sorpresa de Vero y Diego.
Quiero pedir disculpas por mi capacidad como fotógrafa ya que deja mucho que desear, además el viento asturiano nos incordió durante toda la fiesta, de ahí, a que algunas fotos parezcan salidas de un tornado.
La fiesta la organicé en un merendero llamado los Maizales ubicado en Gijón, tuve que madrugar bastante para poder elegir el mejor sitio, así que la fiesta fue estilo picnic. La decoración de la fiesta se basa en el azul, tanto el oscuro como en tonos celestes ya que el bebé que esperan nuestro amigos será niño, para darle un poco más de alegría a la fiesta hay toques en amarillo y un poquitín en verde.
La decoración se basa en pequeños pompones azules y amarillos así como farolillos en tonos azules decorados con washi tape de hipopótamos de colores, con este washi tape decoré otro tipo de detalles de la fiesta. También había varios banderines que realicé con gomaeva en azul y en verde (elegí gomaeva ya que pesa más que la tela pensando en el aire del Norte), Las banderas verdes tienen un estampado de chupetes y de biberones ideal para esta ocasión, aunque no se parecia muy bien en las fotos.
 La Baby Shower constaba de 3 mesas, la mesa para los comensales, la mesa de los regalos y una mesa a la que llamamos "Drinking bar". En esta fiesta hemos tenido que prescindir de una candy bar ya que la mamá es diabética y creo que sería muy cruel por mi parte, los buffet de chucherías son muy típicos en cualquier Baby Shower pero de lo bien que lo hemos pasado nosotros ni nos hemos acordado de ella!.
Empiezo mostrando la mesa de los comensales en la que, como podéis apreciar, todo está conjuntado en tonos azules, platos, vasos, servilletas, cubiertos... En cada plato hay atado con una cuerdita una servilleta de lunares azules y un tenedor en el mismo tono, les acompaña en cada plato un biberón y un minichupete adornando cada plato. En esta mesa hay dos tipos de centros de mesa, por un lado botellas decoradas con el washi tape de los hipopótamos a modo de jarrón con Caléndulas y por otro, molinillos de viento para darle un aire infantil a la fiesta. Como toque final añadí a la mesa un confetti especial para una Baby Shower de niño.
La mesa "Drinking Bar" fue mi mesa favorita ya que nunca había hecho nada parecido y me encantó el resultado. La mesa constaba de varias cosas, obviamente, de diferentes bebidas para tomar, la bebida la presenté en frasquitos de cristal decorados con un lacito azul y con etiquetas que señalaban su contenido. Las pajitas de rayas no podían faltar y a modo de decoración un filipino introducido en cada pajita, también había agua con una etiqueta muy especial, una cubitera con cava para brindar, también decorada con el washi tape de los hipopótamos y varias copas de picnic en color azul para el brindis por el bebé. Limón y removedores de bebida también estaban presentes en esta mesa de picnic. En la "Drinking bar" también añadí una pequeña zona de snacks, con una caja pintada y con el nombre del futuro niño introduje en ella cucuruchos de papel para palomitas y patatitas, en cada cucurucho podía leerse su contenido.
La tercera mesa era la mesa de los regalos, había en ella una tarta de pañales que yo misma hice (para ser la primera me quedó mucho mejor de lo que me esperaba), un libro muy bonito para anotar todos los datos del pequeño cuando nazca y un regalo que les hizo mucha ilusión, una hamaquita vibradora para el pequeñín. En esta mesa también había un regalo de agradecimiento por la asistencia que yo misma hice, un broche de pompones acompañado de una tarjeta y un chupín así como unos carteles muy bonitos que monté con el word, debido al viento tuvimos que meterlos en los botes del atrezzo del photocall porque volaban por todas partes y, como ya he adelantado, también en esta mesa también estaba el atrezzo para el photocall!!!

Como estábamos rodeados de naturaleza un árbol de los deseos no podía faltar, escribimos en tarjetas buenos deseos para los futuros papás y las colgamos en uno de los árboles de nuestra Baby Shower.
Como he dicho varias veces, me encanta los photocall así que en esta fiesta era indispensable! Elegí como adorno al photocall unos banderines en los que se leía "Welcome baby!" (cuelgo pocas fotos del photocall porque mis amigas me matan!!)
 Ésta ha sido una Baby Shower totalmente "handmade" en la que todos los elementos han sido elaborados por mi, eso sí, con todo mi cariño para los futuros papás, desde aquí, desearles toda la suerte del mundo en esta bonita etapa!
Si alguien quiere que le organice una Baby Shower Party tan divertida como ésta seraungrandiablogspot@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario